17 de octubre de 2009

La magia de los Dragon Ball Z Super Butouden


Quien diga que no conoce Dragon Ball es que ha vivido en una cueva o es un vampiro que acaba de despertar. Esta serie tuvo su momento de gloria en México hace más de 10 años y aún hoy la repiten incansablemente, incluso en Japón donde sacaron hace poco una remasterización donde mejoran un poco la animación y le quitan las enormes cantidades de relleno como los 5 larguísimos minutos entre Goku y Freezer, pero bueno, eso es otro asunto, el tema de esta entrada es sus versiones para videojuego que salieron en el Super Nintendo hace ya algunos ayeres pero que tenían ese no se qué se yo que los hacia brillar bastante y aun hoy les recuerdo con cierto cariño.

(update 20/12/09): IMEEM (un servicio de alojamiento de audio y no se que más) se vendió sin avisar desactivando los dos archivos de audio y cambiándolos por SPAM. De momento está el reproductor de GOEAR que con un poco de suerte llegará a reproducir algo.



Les seré sincero, los juegos apestaban un poquito incluso para su época donde ya había Super Street Fighter. Al comparar éste se sentía muy lento y torpe. El juego buscaba emular los combates alucinantes que la serie nos mostraba así que los vuelos y choco poderes estaban asegurados en este juego. Separándose un poco de los clones de Street Figther se podían ejecutar varios movimientos especiales dependiendo del personaje con los puños y patadas además de los movimientos con "ki". Estos súper golpes y patadas eran nada más para apantallar pues por la extraña mecánica del juego hacerlos era demasiado costoso e implicaba que te madrearían antes de lograr encajar tu súper movimiento que resulta no bajar casi nada, era más común ver duelos de ki con gente lanzando kamehamehas y responderlos con otro kamehame o similares así hasta que alguien se cansaba de gastar el control presionando A como enajenado para ganar.



El video anterior es del Super Butouden 2 y como pueden observar no se ve tan mal a como lo describí hace un momento, de hecho, me hizo recordar cuando hacía lo imposible por jugarlo pues era un cartucho muy raro de ver, nunca llegó a ser distribuido en el continente americano de forma oficial para pena de muchos. Los lugares de renta comunes como el Block Buster o el fallecido Videocentro no lo tenían, únicamente podías conseguirlo yendo con el hermano del amigo de un amigo para que te lo consiguiera en quien sabe donde y hasta eso, rentado, por lo que la delicia solo te duraría a lo sumo un par de días.

Además de conocer personajes antes de que se presentaran oficialmente en la serie, algo que me llamaba mucho la atención era el sountrack del juego, tanto me fascinaba que llegaba al extremo de no jugar y dejarlo solo en el sound test para escuchar los distintos temas que traía y sobra decir que me gustaban todos.



La música fue compuesta por un tal Kenji Yamamoto quien hizo también la banda sonora de otros juegos de Dragon Ball de aquella época y de algunos más recientes como Burst Limit. Algo que me gustaba era que componía una melodía para cada personaje, así, cuando elegías a tu oponente, la canción que se ponía por default era el tema del personaje al que te enfrentabas y no ligado al escenario (muy King of Fighters), esto le daba un poco de fanservice a la linea de juegos en las que este compositor trabajó pues de inmediato reconocías la tonada de cada personaje.

En total hubo tres juegos de la linea Super Butouden, las mejoras de la segunda versión eran sumamente notorias pero extrañamente la 3ra era un poquitín inferior pues no contaba con un "modo historia" dejando solo la opción de duelo contra el cpu u otro humano y el torneo de artes marciales, incluso tenía menos personajes, pero resulta estar mejor balanceada para los combates cuerpo a cuerpo que sus dos antecesoras. Cuando salio la tercera parte, el supernintendo estaba dando sus últimos respiros por lo que ya no hubo un Super Butouden 4 aunque si que tuvo una especie de continuación espiritual en la PlayStation con el juego Dragon Ball: Final Bout dando el salto de 2d a 3d aunque no de la mejor forma. De entrada, el juego tenia pinta de estar a medias: escenarios vacios sin chiste, cantidad enorme de bugs, movimientos torpes y un sistema para amolarte los pulgares eran algo que hacia el juego bastante irritante si te lo querías tomar en serio, incluso parecía que no probaron el juego antes de sacarlo al mercado pero al menos destacaba en el apartado sonoro, pues la música es simplemente fabulosa :).



Realmente no son los juegasos pero si eres fan de la serie vale la pena que les eches un vistazo, al menos para escuchar su música :D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada