30 de octubre de 2015

El realístico Unreal World

Cuando alguien me dice que cierto producto es indie de inmediato vienen a mi cabeza canciones raras de las que abundan en Jamendo, cine que solo la gente en el medio entiende y juegos hechos con calidad igual o peor que la de un Super Nintendo con mecánicas originales por no llamarlas extravagantes.


No estoy insinuando que lo indie sea malo, su participación resulta una bocanada de aire fresco en un medio asfixiado por repeticiones de fórmulas para generar ganancias rápidas y seguras. Para mi las producciones independientes se les puede reconocer por presentar innovación. Precisamente cuando toqué Unreal World no sabía que estaba ante un completísimo juego de supervivencia con toques RPG con un mortal realismo que choca demasiado a lo que uno está acostumbrado.

La primera versión de este juego viene desde una fecha tan lejana como lo es 1992, desde entonces no han parado de añadir más funciones en pos de perfeccionar y hacerlo un poco más apto para humanos.

28 de octubre de 2015

Aventuras de un no traductor



En lo que llevo de este 2015, mi vida a dado un vuelco lleno de nuevas experiencias de las cuales solo podría decir que he aprendido mucho de mi como persona. Más allá de las reflexiones personales, me he puesto ha realizar una actividad que jamás pensé que haría: ser traductor.

No es que no haya hecho alguna traducción barata en Duolingo o de algún texto que me gustara mucho, pero hacerlo para sacar algo de dinerillo real es otro asunto. Esto va serio pues.

18 de febrero de 2015

7th Saga



Los RPGs de la vieja escuela en comparación con los actuales resultan aburridos como un ladrillo, monótonos como el juramento a la bandera y hasta su madre de lentos. Aún así, siempre intento sentarme algunas horas a disfrutarlos como enano, porque siempre encuentro algo que me resulta atractivo: la música, la historia, el escenario, los personajes, la mecánica o la simple suma de sus partes resulta en algo interesante para jugar y explorar de principio a fin.

El juego que voy a tratar no tiene exactamente eso, su dificultad va de endemoniada a ridícula sin escalas, el arte del juego se recicla a cada rato y la mecánica es realmente la misma que has visto en cualquier RPG plus la dificultad antes mencionada.