21 de diciembre de 2009

¿Por qué aún no vivimos en el futuro?

Se podría decir que ya vivimos en él, de hecho, tenemos acceso a tanta tecnología que cuesta creer que hace solo 15 años mucho de lo que usamos diariamente era solo tema de revistas futuristas y material para películas palomeras, aún así, no vivimos precisamente en el futuro maravilloso que nos prometieron series como los Supersónicos o la peli de Volver al Futuro estando en algunos casos estancados en áreas importantes, aún no superamos algo tan simple como las barreras de sexo, color y creencias; hasta se a fallado en la misión de encontrar una cura para el cáncer, eliminar el hambre en el mundo o ya de perdidos, encontrar una forma de energía sostenible para no cargarnos medio planeta.


Hay muchos obstáculos que sortear para llegar a esa soñada utopía, pero mi particular punto de vista se resumen a estos 3:

Religión:

Cthulhu Para ancianos quejumbrosos y jóvenes lobotomizados es la guía moral que le hace falta al mundo para que éste no se caiga en pedazos por nuestros deseos pecaminosamente egoístas, pero a mi punto de vista, realmente se trata de grandes instituciones que solo se dedican a rezar y expandir su influencia. Realmente NINGUNA sociedad u organización religiosa a hecho algo por el mundo más que deshacerse de montones de débiles mentales con suicidios masivos y dar días feriados como navidad o semana santa, de ahí en fuera los veo como una máquina que fomenta el odio, doble moralismo e ignorancia. Se podría decir que resulta un lastre para la sociedad moderna con corrientes que aún creen que su dios los hizo y que por ello debe enseñarse en la escuela en vez de esa perversamente orquestada teoría de la evolución, que rezar es la solución a las enfermedades y que las leyes de dios mandan sobre las del hombre (ja). Lo que me parece peor es que los países en vías de desarrollo y tercer mundo (México… cof, cof) son terreno abonado para estas instituciones que prometen la solución do todos los males aparte de la eterna salvación de tu alma (°_°), si no me creen vean el auge que ha tenido el culto a la santa muerte o el hecho que se siga con fervor a la Guadalupana año con año, esto solo provoca que sea un arrendadero de ovejas que solo ayuda a los gobiernos a mantener a la prole calmada, a cambio, aprueban leyes que vayan acorde a las doctrinas de la institución de turno, dando solo pasos hacia atrás.

Miedo:

¿Vez un rostro? Es natural en nosotros actuar con cautela ante lo que desconocemos, ya sea que inventemos amigos imaginarios atribuyéndoles poderes sobrenaturales para explicar hechos cotidianos o simplemente buscar un porqué para sentirnos tranquilos. En cualquier caso siempre seremos renuentes a lo nuevo por desconocimiento e ignorancia. Al día de hoy, los transgénicos, la clonación y las vacunas siguen siendo objeto de debate entre aquellos que no los quieren ni en pintura y entre los que los ven como una solución a los problemas que aquejan el mundo. No todos los temores son infundados. Los científicos reconocen los posibles peligros de los transgénicos como las reacciones alérgicas y las posibles extinciones masivas de especies nativas en pro de la mejorada. Ya ni se diga el buscar clonar seres humanos, la sola mención de ello causa pavor a las masas aunque pueda significar un gran avance en la medicina moderna.

Capitalismo:

MCDUCK Es bien sabido que la riqueza en manos de pocos nunca es buena señal de progreso y estabilidad. Paradójicamente, el sistema económico que rige actualmente al mundo y en el que nacieron las ideas que cambiaron el rumbo de la historia a finales del siglo XX resulta ser un lastre al atenerse a sus propias leyes, que por lo que veo, son muy parecidas a las de la selva. Investigaciones prometedoras abandonadas al no contar con el apoyo económico requerido o por carencia de resultados son el pan común de cada día, dado que la ciencia es manejada como una gran institución en la que hay que adelantarse y patentar para sacarse una pasta de todo ello. Atrás quedaron los días en los que un investigador se iba a su sótano a hacer cosas de científico, los nuevos descubrimientos se llevan por grandes compañías que movidas por un fuerte interés económico dedica parte de sus activos para la investigación, aunque hasta cierto punto, pues ateniéndose al costo-beneficio, puede que muchas de las investigaciones que parecen prometedoras hoy, se abandonen mañana por resultar ser un esfuerzo demasiado caro y no tener la certeza de ganancia a mediano plazo. Así funciona el mundo capitalista. Otro punto son las grandes y poderosas multinacionales que se niegan al cambio ya sea porque afecta su forma de hacer negocio o porque les representa pérdidas, como es el caso del ramo petrolero, que se sabe, están metidos en campañas que de solo leerlas no te crees lo que están haciendo para seguir con el negocio. Tampoco soy de los que creen en el comunismo, se me hace una especie de sueño húmedo utópico donde todos viven felices y contentos sin preocuparse del alimento, hogar o dinero, pero China y Cuba (y ya de paso la desaparecida Unión Soviética) me han demostrado que los humanos son los peores gobernantes para ese sistema.

Puede que haya aún más motivos que impiden que la civilización humana ande por Alfa Centauri en estos momentos o que yo este mal en las tres y sea otra cosa =P. De cualquier modo, me encantaría saber su opinión.

Nos leemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada