10 de febrero de 2016

Lecturas chidillas: Fuerzas de defensa coloniales


En mi intención de achicar mi pila de lectura, encontré por casualidad un libro titulado La vieja guardia (Oldman War en el original). Su sinopsis tuvo la culpa de que lo terminara eligiendo de entre toda la lista.
Tras haber vivido una vida relativamente tranquila en la Tierra y el mismo día en que cumplen setenta y cinco años, 1.022 ancianos se enrolan en las Fuerzas de Defensa Coloniales, el ejército que lucha por la supervivencia de la humanidad en el universo. La vida en la Tierra transcurre sin demasiados contratiempos. Sin embargo, en el universo se está librando una guerra sin cuartel por los últimos planetas todavía deshabitados de la galaxia.
Con una premisa tan prometedora me decidí a darle una oportunidad. 2 días después estaba con el segundo libro.

La historia es emocionante a momentos, los conceptos que manejan son interesantes y lo que es mejor, te hace desear leer más. Es de esas historias que te hacen preguntar si realmente llegará el día que exploraremos el espacio con libertad o si superaremos incluso la vejes y la muerte. Es tan avanzado tecnológicamente que cae en la fantasía aunque alguno u otro avance sea relativamente posible con algo de tiempo y menos trabas éticas o morales. 

Lo especial, a mi gusto, es que uno como lector se ve obligado a realizarse algunas preguntas incomodas que sin duda la gente se hará en el futuro si se llegara a los avances tecnológicos que promete el libro como ¿Qué es la conciencia? o ¿Qué es lo que me hace ser yo?, entre otras perlas lo suficientemente perturbadoras para pasar unos cuantos desvelos.

Mi única pega es lo corto que a mi parecer se queda con la descripción de las razas alienígenas, a veces me quedo con pollos gigantes y escarabajos samurái. 

Es una emocionante historia que hasta ahora lleva 5 partes, las cuales solo hay 4 traducidas al español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada