19 de diciembre de 2012

Recomendación Animera: Humanity Has Declined



Rara. Es el único calificativo que se me ocurre para describir a esta serie. todo en ella daba un tufo infantil, cómico, delirante que no invitaba a pensar nada bueno, porque conozco a los japoneses, su forma de hacer comedia dista mucho de lo que la mayoría está dispuesto a tolerar. Para colmo, su tema de entrada te predispone a pensar lo peor, provocando una mala impresión:


Jinrui wa Suitai Shimashita - Opening por dm_50ac1943229ca

Solo sirve para dar una imagen engañosa de un producto que ya sobre la marcha resulta ser más divertido de lo que aparenta. Claro, en ese vídeo no hay ningún error ni tampoco engaño alguno, en esta serie hay una chica linda, cosas de colores y pequeñas criaturas que parecen duendes.



Para empezar, la protagonista, pese a la apariencia de niña bonita que le pintan, es un personaje cínico que constantemente realiza observaciones crudas sobre el mundo que le rodea. Es mediadora de las Naciones Unidas (o lo que queda de ella), cuya obligación consiste en mantener buenas relaciones con las hadas en representación de la humanidad. Supongo que en un mundo que acaba de salir de un cataclismo que los regresó a la edad media tendrá alguna especie de sentido pero para las Naciones Unidas, son humanos con tecnología tan avanzada, que parece que realizan magia. Una evolución que condenará a los humanos normales a la extinción, si es que no están ya en ese proceso.



Las hadas (que parecen duendes) son algo demasiado... extraño. En la serie las presentan como la evolución de la humanidad, pero en realidad parecen entes mágicos que todo lo pueden. Su forma de razonar y ver el mundo es rara aunque parecen mas bien estar directamente locos. Constantemente se les ocurren nuevas ideas para divertirse lo que implica un cambio incluso en la realidad que les rodea y así como empiezan un nuevo proyecto, se aburren y van a otro. En resumen, van a su propia bola. A veces ayudan a los humanos y muchas otras los usan para su entretenimiento, porque si algo te dejan bien claro, es que las hadas viven para divertirse.

Cada episodio es entretenido a su manera aunque el caos reina en la mayoría de ellos, hasta en el orden de los episodios. Esto último me pareció una curiosidad más de la serie, pero te lleva a pensar que eventos ocurrieron antes o después. Lo que me recuerda mucho a la primera temporada de Haruhi Suzumiya, cuando les importaba la serie...


El arte es bastante colorido y agradable. Como lo mencioné al principio, da la falsa sensación de que uno se topará con material infantil, lo que proporciona mayor impacto a la acción en pantalla. En el apartado sonoro, me parece que destaca y cumple su papel, hace uso de tonadas que van desde lo que uno esperaría de una serie con trasfondo rural pasando por momento a tonadas modernas y hasta futuristas aunque también hace uso de obras conocidas como Ave Maria. En muchos casos, ayuda a la atmósfera y no está nada más porque sí, aunque es probable que no recuerdes ninguna pues no destacan tanto con excepción de una o dos.

Esta serie dista de la media. Aquí nadie intentará salvar el universo (otra vez) o se verá envuelto en triángulos amorosos insufribles. Entre los incidentes que nos presentan se puede advertir una crítica velada a la sociedad actual, aunque creo que ya son ideas mías. Lo que sí es que aquí hay hadas y a montones. Una inocente historia post-apocaliptica bastante recomendable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada