5 de agosto de 2013

Gundam Fight ready... GO!


Seré honesto, Mobile Fighter G Gundam es mala, muy mala. Su argumento es poco original y sus personajes son simplones al extremo. Es tan mala que me divertí bastante viéndola. Me reí con cada propuesta en el argumento y con los giros en la historia que salen de ningún lado. Todo para terminar en un final tan fuera de lugar que aún no me creo que alguien del equipo de animación lo haya aprobado.

Esta serie es y no es parte del universo Gundam. Fue parte de un proyecto realizado para conmemorar el 15 aniversario de la serie teniendo como objetivo crear mundos alternos para atraer nuevo público y dejar por la paz una historia que ya se estaba haciendo difícil de seguir. Junto con G Gundam vinieron también Gundam Wing, conocida en estas tierras gracias a Cartoon Network y Gundam After War, siendo esta última menos apreciada que las otras dos.

Pero tanto Gundam Wing, como After War, como la serie original, todas tratan sobre la guerra, sus estragos y la búsqueda de la paz cambiando en algunos casos el orden de los factores y quién oprime a quién. G Gundam ignora todo eso para tomar otro rumbo más sencillo y digerible siendo argumentalmente hablando más comparable a un Street Fighter que a una ópera espacial.


Argumento

La historia se sitúa en el universo Future Century que a diferencia de la linea normal, Universal Century, o de cualquier otro Gundam que se precie de serlo, aquí no hay guerras, no hay colonias queriendo independencia ni dictaduras o alianzas unidas de la esfera terrestre que quieran subyugarlas. Aquí encontraron una manera más civilizada de resolver el problema del complejo gobierno de las colonias y la tierra: cada cuatro años reúnen a los peleadores representantes de sus respectivos países con sus robots gigantes y los mandan a la tierra a pelearse los unos a los otros hasta que solo uno quede en pie. El ganador de esta Battle Royale declara a su país como el nuevo gobernante del sistema solar. Así, ni qué democracia ni qué ocho cuernos, todo depende de este evento llamado Gundam Fight (en inglés porque sino no suena cool). No sé como eligen a los presidentes en sus respectivos países pero la formula debe ser la misma. ¿Quién dijo que el despotismo y la barbarie no funcionaban?

Esto ha marchado bien por más de cuarenta años pero en esta decimotercera entrega de los premios lo nuestro y por su puesto de las Gundam Fight, una foto y el deseo de venganza del peleador de Neo Japón amenazan con alterar tan honorable tradición.


Personajes

Son más de los que la serie necesita y a la vez bebe mucho de ellos para darle "profundidad" cuando generalmente no están aportando a la historia.


Domon Kashu

Protagonista principal, representante de Neo Japón con el Shining Gundam, maestro de artes marciales y actual rey de corazones (no de forma metafórica). Como todo luchador de artes marciales en un drama, Domon busca venganza para liberar el dolor de su tragedia pero no te revelan de qué ni porqué sino ya bien avanzada la trama y en el camino a ello puedes llegar a dropear 5 veces la serie porque varios capítulos no parecen tener sentido o ir hacia algún lado.

Como protagonista no está mal. Para una época que ya empezaba a dejar venir adolecentes con problemas mentales, niños bonitos o simplemente niños como protagonistas de series mecha. Un personaje como Domon cae bastante bien. De hecho, es el único que está relativamente bien construido con sus propios defectos y virtudes que debe trabajar para superar momentos difíciles, aunque a veces haga trampa y use de escalón a los personajes secundarios de la porra.

Entrenó arduamente durante 10 años llegando a conseguir el titulo de King of Heart (que por lo que he visto significa absolutamente nada) pero se ve obligado a participar en este torneo por la supremacía galáctica para poder cobrar su venganza encontrando en el planeta tierra a un sujeto misterioso del cuál solo tiene su foto y que no duda en mostrar hasta al narrador.


Rain Mikamura

El objeto de amor y deseo del protagonista, no hay para donde moverle. Incluso los temas de cierre se encargan de fijar con candado cualquier posibilidad de que no acabe con ella aunque haya mejores propuestas a la vuelta.

Realmente es un personaje más plano que el monitor en el que estoy escribiendo esto y su papel es el de estar preocupada la mitad del tiempo, la otra para hacerla de personaje de apoyo. Cuando llega a tomar un papel relevante solo es para torcer más la historia y meter en más broncas a Domon, pero creo que esto ya es pura misoginia de los propios escritores japoneses.

Ella es la hija del científico que diseño el Shining Gundam y a la vez es amiga de la infancia de Domon. Es parte del equipo de Neo Japón para las Gundam Fight siendo médico, mecánica y psicóloga, todo por el mismo precio. Que no los engañe esa apariencia de femme fatale que invita la imagen. No verán nada parecido a esto en toda la serie

Como nota al margen, creo que es la única serie que he visto en el que gana este tipo de personaje.


Los otros

Así es como merecen llamarse. Es la utilería, personajes que deben estar de fondo haciendo porras para dar variedad y sentido de que hay un equipo. Cada peleador representa a su país de la forma más estereotípica que le es posible.

Está el peleador de Neo América con acento agringado que está en búsqueda de su sueño americano soltando frases en inglés al azar para que no se nos pase por alto su origen; un neo francés que sigue la senda del caballero y cuya obligación es cargar y tirar rosas como cabria esperarse de alguien en su papel; el neo chino hiperactivo que sabe artes marciales de un templo shaolin por el simple hecho de ser chino y un neo ruso, expirata convicto que rara vez tiene lineas en algún episodio siendo siempre acompañado por una dominatrix para hablar por él.

Son bastante olvidables desde la primera vez que los vez y son bastante molestos las veces subsecuentes que aparecen por no aportar nada relevante. Es más, la propia Shuffle Alliance que representa el máximo nivel dentro de las artes marciales y el buen combate (o eso dicen) cae dentro de este agujero pues toda su participación se reduce a darles a estos cuatro una razón para estar en equipo peleando juntos.

El caso del resto de los peleadores es peor, porque la etiqueta de peleador estereotípico se puede aplicar a todos los demás países donde podemos ver desde un gundam vestido de aborigen con piel de cebra de Neo Kenia, un toro torero de Neo España, hasta un Gundam con sombrero de Neo México con una colonia espacial en forma de sombrero con cactus incluido. Lo del Nobel Gundam no tiene nombre, bueno tal vez sí... en el nombre de la luna.


Schwarz Bruder

Mención especial tiene el peleador de Neo Alemania pues: no es parte de la porra, es un ninja y su gundam también. ¿Qué relación tiene Alemania con los ninjas? No lo sé y la verdad no me importa, no habría soportado ver un Gundam con pantaloncillos cortos o que pareciera jarra de cerveza. Llama tanto la atención que cuando aparece todos gritan su nombre al unisono para que no se nos olvide quién es.

Su papel es ser el misterio de la serie y se agradece porque son pocos los alicientes que te ofrecen para continuar viéndola o al menos tomarla en serio, si eso aún fuera posible.



Master Asia

Si después de la premisa de peleas de robots gigantes por el control del gobierno universal uno cree que esta serie no puede ofrecer tiburones saltarines o algo más fuera de lugar que un gundam con sombrero y mustacho (o algo peor), Master Asia llega de la nada a patear traseros mecha, barriendo el suelo con todos ellos sin ayuda de un gundam o arma especial. Así como lo leyó, este participante no tiene la necesidad de subirse a un arma de destrucción masiva con patas. Él solo se basta y sobra para hacer el trabajo, no por nada también es conocido como el Invencible de Oriente. Sospecho que solo se sube a su gundam para darle a sus competidores al menos una oportunidad.

Su sola presencia ya da pie a uno de los momentos más memorables de la serie aunque todo lo demás esté chueco.

Es el maestro y figura paterna de Domon y el anterior ganador de la Gundam Fight como representante de Neo Hong Kong.  También es el anterior King of Hearts aunque al considerar su nivel de habilidad quién sabe entonces cuales sean los requisitos para tener o perder ese título.


Licenciamiento fuera de japón

La serie llegó a ser licenciada y transmitida en los Estados Unidos por Cartoon Network con alguno que otro retoque que no fue más allá del cambio de algunos nombres para no levantar polémica como el caso del Devil Gundam y God Gundam que pasaron a ser Dark Gundam y Burning Gundam respectivamente. En otros casos la edición solo fue para hacerlo más atractivo al público.

Lamentablemente no llegó a México de ninguna manera, solo es posible verla ya sea importando los DVDs de Estados Unidos (con opción de cambio de doblaje y subtitulos por supuesto) o la otra es buscar en la red (cof, cof, Frozen Layer, cof, cof).

Placer culpable

A pesar de todos los defectos que pueda tener, Mobile Figther G Gundam me gustó, al menos más que esa serie densa llamada Gundam Wing cuyos personajes con diseño afeminado buscaban a cada rato una razón para luchar o dejar de hacerlo, eso sin contar el culebrón político que se traía de fondo y que aún hoy tengo pendiente de volver a ver para comprender mejor de qué iba todo.

Parece dirigida a morros menores de 12 años, con escenas que deben ocurrir en determinado momento y discursos heroicos seguidos de técnicas definitivas que si no se realizan es porque no ha terminado el capítulo. Muy super robot como Mazinger Z o Voltron.

No hace falta ver ninguna serie Gundam para disfrutarla pero si ya viste alguna, ya sea Mobile Suit Gundam (1979), Gundam Wing (1995) o posteriores, el cambio de argumento te sabrá más dulce.


"Mi mano brilla al rojo vivo y su rugido me pide a gritos que te derrote."

¡Arriba!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada